El gas L.P. es uno de los insumos básicos en los hogares de muchos mexicanos, así como en distintos tipos de negocio, principalmente los que se dedican la preparación de alimentos. Sin embargo, al ser un gas incoloro, es muy fácil que se puedan provocar fugaz en sus contenedores, las cuales se pueden evitar tomando en cuenta los siguientes indicios.

Uno de los indicadores más claros de una fuga de gas en un determinado espacio, independientemente de si es comercial o industrial, es precisamente el olor a gas, ya que aunque es inodoro se agrega una sustancia que denota su característico olor perceptible a la nariz para que se pueda detectar rápidamente su presencia.

Un indicador menos obvio de una fuga de gas es que el consumo de dicho combustible se dispare de un momento para otro. Si bien esto no es un indicador definitivo, sí da una idea clara de que hay un aumento sospechoso el en consumo de la sustancia.

Finalmente, en la parte del recipiente o tubería en la que se sospecha de está la fuga puede colocarse agua con jabón, de tal modo que si se generan burbujas, esto puede ser un indicador importante de que se está escapando el combustible. En cualquiera de los casos, será importante reportarlo a la brevedad.